Cómo limpiar la nevera
/ / ¿Cómo limpiar la nevera por dentro y por fuera?

¿Cómo limpiar la nevera por dentro y por fuera?

La nevera es un aparato imprescindible en nuestra cocina, que siempre está ahí cuando la necesitamos, aunque no siempre le hagamos el caso que se merece. Por eso, quizás ha llegado el momento de tratarla como se merece.

Si la nevera no tiene un mantenimiento regular, las manchas y los residuos de comida pueden acumularse en las superficies exteriores o en los estantes y cajones interiores, además, los alimentos perecederos olvidados pueden desprender olores extraños.

Si estás decidido/a a dejar tu frigorífico en perfecto estado, si quieres limpiar la nevera de forma perfecta, entonces prepara algunos ingredientes de limpieza naturales y artículos domésticos comunes, como bicarbonato de sodio, agua, jabón para platos y paños secos. Después, mueve la comida a otra nevera y estarás listo/a.

¿Cómo limpiar estantes y cajones del frigorífico?

estantes frigorífico

Primero, retira los estantes desmontables de la nevera, las rejillas y los cajones, después lávalos a mano con agua caliente y jabón suave para platos.

Deja que los elementos de vidrio tomen la temperatura ambiente antes de ponerlos en contacto con el agua caliente, de lo contrario, podrían agrietarse

Tapa la suciedad rebelde provocada por los alimentos con un paño húmedo y tibio durante unos minutos para suavizarla, antes de retirarla con un estropajo no abrasivo

Presta especial atención a la parte inferior de las rejillas, es un lugar que atrae la suciedad.

¿Cómo limpiar el interior del frigorífico?

Tanto para los cajones y estantes que no puedas quitar, como para los lados del interior del frigorífico, puedes usar bicarbonato de sodio y un poco de agua

Limpia el interior de tu nevera con una mezcla de 1 parte de bicarbonato de sodio y 7 partes de agua. 

Ten cuidado con los limpiadores comerciales, ya que su olor puede pasarse a los alimentos

Trabaja siempre de arriba hacia abajo, para evitar que las gotas caigan sobre las superficies que ya has limpiado.

interior refrigerador

Usa un cepillo de dientes para la limpieza o palillos de dientes para llegar a las hendiduras donde llega un paño, como por ejemplo las bisagras u otros complementos. Seca todo con una toalla limpia.

¿Cómo eliminar los olores del frigorífico?

mal olor

Tu nevera puede ser un lugar ideal para los malos olores, a menos que tomes las medidas adecuadas.

Afortunadamente, puedes hacer frente a los malos olores del frigorífico sin necesidad de utilizar productos químicos agresivos. 

Una vez que hayas lavado y secado todas las superficies a conciencia, para eliminar el olor desagradable de tu nevera, coloca un recipiente abierto con bicarbonato de sodio seco y déjalo en el estante inferior. 

Este remedio eliminará completamente cualquier olor del interior del frigorífico. Por eso, si quieres, puedes dejarlo dentro cuando vuelvas a llenarlo, para prevenir futuros malos olores.

Otra opción, aunque aquí tendrás que gastar un poco de dinero, es colocar en el fondo de tu frigorífico un ambientador para frigoríficos, como los que te muestro aquí:

Una vez que tu frigorífico está limpio y sin olores, vuelve a meter los alimentos. Ahora también es un buen momento para ordenar y organizar la nevera.

Desecha los alimentos caducados o en mal estado, agrupa los similares y considera usar recipientes y separadores para organizar los productos, te sorprenderá cómo cambia tu nevera y cuánto espacio ganas al hacerlo.

¿Cómo limpiar la junta del frigorífico?

Presta especial atención a la junta de goma alrededor de la puerta del frigorífico. Debe limpiarse con regularidad para mantener un sellado hermético, sino se perderá el frío, con el riesgo de que la nevera no realice su trabajo del modo correcto. 

Para limpiarla, usa agua tibia y jabón líquido para platos, en el caso de una suciedad normal y un limpiador a base de lejía si encuentras moho adherido a ella.

Límpiala bien y sécala con un paño. Luego, cubre la goma con una fina capa de vaselina, para evitar que se seque.

¿Cómo limpiar el exterior de un frigorífico?

Mantén tu nevera reluciente con una correcta limpieza exterior. Basta con pasar un paño rociado con un limpiador multiusos, siendo más enérgico/a en los tiradores, donde la suciedad tiende a acumularse más.

Acuérdate también de limpiar de vez en cuando la parte superior del frigorífico. Aunque esta zona no es de un uso diario como los tiradores y las puertas, el polvo puede acumularse allí con el tiempo.

El método para limpiar un frigorífico de acero inoxidable es un poco diferente, así que sigue estos consejos para ayudar a eliminar las manchas y las huellas de dedos.

Para una limpieza rápida, pasa primero un paño de microfibra húmedo por la superficie y luego uno seco.

Cuando la suciedad sea un poco más persistente, prueba con alcohol. Pon unas gotas de alcohol en un paño suave y frota sobre las manchas. Cuando limpies algo de acero inoxidable, pasa siempre el paño en dirección al grano.

limpieza superficie

¿Cómo limpiar los serpentines traseros del frigorífico?

Incluso las partes del frigorífico que no se ven, como los serpentines, deben limpiarse de vez en cuando. Aunque la limpieza de los serpentines del frigorífico es un poco más intensa, hacerlo, puede ayudar a que tu frigorífico funcione mejor y dure más.

Antes de empezar, consulta el manual de uso para obtener las instrucciones específicas. Si no lo encuentras, búscalo en Internet. La mayoría de los fabricantes de electrodomésticos tienen sus manuales online y puedes encontrar el tuyo, simplemente buscando el número de modelo.

nevera acero inoxidable

Independientemente de la marca o el modelo que tengas, el primer paso es siempre desenchufar el frigorífico. A continuación, localiza los serpentines (lo normal es que estén en la parte trasera del frigorífico y otros en la parte inferior).

Separa con cuidado el electrodoméstico de la pared. Utiliza un cepillo largo para botellas, para limpiar alrededor y entre los serpentines.

Después, barre o aspira los restos que hayan caído al suelo, vuelve a colocar el frigorífico en su sitio y enchúfalo de nuevo.

¿Cómo limpiar un dispensador de agua del frigorífico?

Para seguir disfrutando del agua fresca y filtrada de tu frigorífico, debes limpiar bien el dispensador de agua y la máquina de hielo de vez en cuando.

Al igual que con los serpentines, deberías consultar el manual del electrodoméstico antes de empezar a limpiar.

Consulta también el manual para conocer la frecuencia a la que debemos reemplazar el filtro del dispensador de hielo y agua.

Reemplazar el filtro como se recomienda ayudará a mantener el dispensador y la máquina de hielo en buenas condiciones de funcionamiento.

cubitos de hielo

La bandeja del dispensador de agua es propensa a manchas de agua y suciedad. Para limpiarlo, frota la bandeja con un limpiador a base de vinagre y sécala después.. 

Si la bandeja es extraíble, sácala y límpiala en el fregadero. Asegúrate de limpiar también debajo de la bandeja. Un cepillo de dientes suave te ayudará a llegar a los rincones, hendiduras y conductos de ventilación.

¿Cómo limpiar el moho de un frigorífico?

alimentos con moho

Debido a las condiciones de frío y humedad que se consiguen en un frigorífico, este es un lugar muy adecuado para la formación de moho

Para eliminar el moho dentro de tu nevera, evita los limpiadores abrasivos o a base de lejía. En su lugar, usa bicarbonato de sodio y mezcla 1 cucharada en un litro de agua tibia. Limpia la superficie enmohecida y luego sécala bien para eliminar el exceso de humedad.

Limpiar la nevera vacía con un poco de moho es bastante sencillo. Sin embargo, cuando suceden casos más graves, como una inundación, un fallo de suministro eléctrico o simplemente una avería con el frigorífico lleno de alimentos, durante un período prolongado de tiempo, pueden justificar una limpieza más exhaustiva

En esos casos, lo mejor es consultar a un profesional en reparación de electrodomésticos, que pueda revisar bien la nevera y darnos sus recomendaciones. 

Aunque, si el moho ha conseguido invadir gran parte del interior del refrigerador, una simple limpieza no lo devolverá a su estado original, y es posible que debas considerar medidas más extremas, como reemplazarlo por un modelo nuevo de frigorífico

Medidas preventivas para mantener limpia tu nevera

Unos sencillos pasos pueden hacer que su frigorífico se vea (y huela) fresco durante más tiempo:

  • Para evitar derrames pegajosos, evita sobrecargar la nevera con recipientes de comida mal cerrados o frutas y verduras en mal estado. 
  • Tira de inmediato todo aquello que esté caducado o que tenga un aspecto sospechoso. 
  • Usa bicarbonato de sodio y agua para limpiar los frascos, botellas o latas que gotean o tapas que cierran mal por tener adherencias. 
  • Limpia los productos del frigorífico a medida que los usa para cocinar y preparar comidas. Asegúrate de usar paños limpios y seca todo bien, antes de volver a colocarlo.

Pasos a seguir para limpiar el frigorífico (Resumen)

Para dejar todo claro, te voy a indicar de forma muy resumida y esquemática, cuáles son los principales pasos que se deben seguir para limpiar la nevera, según hemos explicado durante todo el post:

¿Cómo limpiar un frigorífico?

Paso 1: tira todos los alimentos deteriorados o en mal estado

  • Desecha los alimentos que no están en condiciones o tienes dudas de que lo estén, además de cualquier otro alimento que haya estado en contacto físico con este.
  • Ponlo en una bolsa sellada en la basura.
  • Si estos alimentos estaban almacenados en un recipiente reutilizable, lávalo con agua caliente y jabón antes de volver a usarlo.

Paso 2: vacía completamente la nevera

  • Vacía el resto de productos de tu frigorífico y colócalos en una encimera o mesa mientras limpias.
  • Saca estantes, cajones y cualquier otra pieza desmontable.
  • No dejes los alimentos sin refrigeración por más de 2 horas y los congelados deben trasladarse a otro congelador o dejarlos descongelar para consumir en ese día.

Paso 3: lava los elementos desmontables

  • Lava los estantes, los cajones y cualquier otra parte extraíble, a mano con agua caliente y jabón.
  • Sécalos con un paño limpio.
  • No coloques los estantes o cajones de vidrio, nada más sacarlos de la nevera, bajo agua caliente porque el vidrio podría romperse. Primero déjalos a temperatura ambiente.

Paso 4: limpia y desinfecta el interior del frigorífico

  • Limpia el interior del refrigerador vacío con agua caliente y jabón, luego limpia con agua limpia para enjuagar el jabón.
  • Sécalo con un paño limpio.
  • No te olvides de limpiar el interior de las puertas y los cajones que no se puedan quitar.

* Paso opcional

Usa una solución con una mezcla de 1 parte de bicarbonato de sodio y 7 partes de agua, para desinfectar. Haz esto después de limpiar el frigorífico con agua caliente y jabón.

Paso 5: limpia y protege la junta de goma

  • Limpia la junta de goma para el cierre hermético con agua tibia y jabón líquido.
  • En el caso de que esté muy sucia, usar un limpiador con lejía.
  • Sécala con un paño. 
  • Cubre la goma con una fina capa de vaselina, para que no se seque.

Paso 6: limpia la parte exterior del frigorífico

  • Pasa un paño rociado con un limpiador multiusos, sin olvidarte de los tiradores.
  • Limpia de vez en cuando la parte superior del frigorífico.
  • En el caso de un frigorífico de acero inoxidable pasa primero un paño de microfibra húmedo por la superficie y luego uno seco.
  • Usa unas gotas de alcohol en un paño suave, si la suciedad es persistente, pasa siempre el paño en dirección al grano.

Paso 7: limpia los serpentines del frigorífico

  • Separa el frigorífico de la pared
  • Desconéctalo de la corriente
  • Consulta el manual de uso. Si no lo encuentras, búscalo en Internet.
  • Utiliza un cepillo largo para botellas, para limpiar alrededor y entre los serpentines.
  • Barre o aspira los restos que hayan caído al suelo.
  • Vuelve a colocar el frigorífico en su sitio y enchúfalo de nuevo.

Paso 8: vuelve a poner los estantes, los cajones y la comida

  • Vuelve a colocar los estantes, cajones y otras partes extraíbles en el refrigerador, junto con los demás elementos que sacaste..
  • Limpia los recipientes de alimentos y bebidas con agua caliente y jabón antes de volver ponerlos en el frigorífico ya limpio.

¡Y no te olvides!

  • Lávate las manos con agua y jabón una vez que haya terminado de limpiar.
  • Usa agua caliente con jabón para limpiar los sitios de la cocina que contenían alimentos, bebidas, partes del frigorífico y cualquier material de limpieza.
  • Lava las toallas y paños que usaste para limpiar la nevera antes de volver a usarlos.

Conclusión

La nevera es una de las piezas más importantes de nuestra cocina, por eso, nunca está de más mimarla y tratarla con sumo cuidado, ten en cuenta que es muy importante que se encuentre limpia, para evitar cualquier problema con la salud de todos los que la utilizamos cada día.

Después de todos estos consejos y trucos de limpieza, espero haberte ayudado a dejar tu nevera como recién comprada. Hemos hecho un recorrido por todas las partes que son susceptibles de ensuciarse: interiores, cajones, estantes, máquina de hielo y partes exteriores.

Espero que te haya servido este post, y acuérdate de que puedes saber un poco más sobre los estupendos frigoríficos retro en el apartado correspondiente de nuestra web, no te lo pierdas!!.

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos se actualizan cada 24h, y están sujetos a cambios. Si decides comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra. Datos actualizados el 2021-08-02

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *