como usar una báscula

¿Cómo usar una báscula de cocina para perder peso?

Después de años de práctica, finalmente encontré la metodología perfecta sobre cómo usar una báscula de cocina. Contar calorías y medir el tamaño de las raciones tiene cierta curva de aprendizaje… ¡pero no tengas miedo!.

¡No exagero cuando digo que pesar mi comida ha cambiado literalmente mi vida y mi cuerpo para mejor! Creo firmemente que pesar la comida es útil para llevar un estilo de vida saludable, sin prescindir de nada.

Contenido relacionado: 14 Consejos para ahorrar dinero con tu frigorífico

Una de las mayores luchas a las que se enfrentan las personas que quieren perder peso, es el control de las raciones. ¡Una gran solución es la báscula de cocina! Este artículo te mostrará cómo usar una báscula de cocina para perder peso y por qué marca la diferencia.

No te engañes a ti mismo/a

Es fácil pensar que está comiendo porciones del tamaño correcto. Mides un filete de salmón por el tamaño de la palma de tu mano y crees que la mantequilla que untas sobre la tostada no es más que una cucharadita.

Sin embargo, los estudios han demostrado que la mayoría de las personas subestiman el tamaño de sus raciones, especialmente para los alimentos ricos en calorías, como la mantequilla, las nueces, las salsas y los aderezos para ensaladas. 

Y si tienes hambre, las investigaciones nos dicen que calcularás mal el tamaño de las porciones en mayor medida que lo harías después de haber comido.

pan con mantequilla
Los estudios científicos nos dicen que subestimamos el tamaño de los alimentos

Los estudios también han revelado que las personas que hacen dieta y pesan su comida, tienen más éxito en perder peso, en comparación con aquellas que no lo hacen.

Si se estás haciendo una dieta para perder peso, el uso de una balanza de cocina te asegurará que no estás consumiendo más calorías de las que crees

Si estás registrando tu ingesta de alimentos en una aplicación, pesar las porciones de alimentos te permitirá realizar un seguimiento más preciso de tu recuento de calorías.

¿Por qué debes pesar tu comida?

Los estudios muestran que muchos alimentos procesados contienen muchas más calorías de las que afirman las etiquetas . Este es un excelente ejemplo de por qué me gustan las balanzas alimentarias.

Las básculas de cocina nos proporcionan datos sólidos y precisos, que podemos utilizar para realizar un seguimiento del progreso y realizar los cambios correspondientes.

Muchas veces hacemos suposiciones, por lo que el saber cómo usar una báscula, te brinda la precisión que necesitas para conocer el tamaño de las porciones.

Una vez que comiences a pesar tus alimentos, tendrás una mejor comprensión de cuántas calorías estás consumiendo realmente. 

Puede que eso te sorprenda, pero esos cereales dietéticos que comes por la mañana, en realidad contienen 400-500 calorías por tazón, y esto si el tazón es pequeño.

cereales
El desayuno de cereales dietéticos puede tener más calorías de lo que piensas

A menos que seas realmente bueno/a en el método «a ojo de buen cubero», para medir las porciones, puedes fallar, a veces en más de 100 calorías.

Las tazas medidoras son más rápidas y prácticas que una báscula de cocina. Sin embargo, ten en cuenta que la cantidad de alimento que cabe en una taza puede variar, especialmente en el caso de alimentos ricos en calorías como cereales cocidos, frutos secos y frutas.

Las calorías de una taza de quinoa, por ejemplo, dependerán de la cantidad de lo apelmazada que está. Una taza de aguacate en cubitos, probablemente tendrá más calorías que una taza con trozos más grandes.

quinoa
Es mejor pesar la quinoa en lugar de usar una taza

Sin duda has escuchado que 80 gramos de pollo, pescado o carne son del tamaño de tu palma de la mano. Sin embargo, no todos tenemos el mismo tamaño de mano.

El valor de una palma de mano de salmón podría pesar 80 gramos, pero también podría ser 160 gramos, lo que proporciona 155 calorías adicionales que no tendrás en cuenta.

Cuando se trata de frutas y verduras enteras, términos como pequeño, mediano y grande son muy subjetivos. Una patata mediana pesa unos 114 gramos y tiene 88 calorías, mientras que una patata grande pesa unos 180 gramos y contiene 140 calorías.

Estas diferencias de calorías pueden parecer pequeñas, pero pueden sumarse en el transcurso de tres comidas, día tras día, lo suficiente como para ralentizar o frenar la pérdida de peso.

Aprender el tamaño de las porciones, pesando los alimentos, también hará que sea más fácil reconocer las porciones adecuadas cuando vayas a comer en un restaurante.

La rutina es la clave

Si creas un patrón de alimentación saludable, y te ciñes a una cierta cantidad de calorías por día, tu estómago se acostumbrará a comer sólo esa cantidad. 

Pronto, entrarás en una rutina de alimentación saludable sin mucho esfuerzo. Especialmente cuando uses recipientes de preparación de comidas.

Si estás empezando una dieta para perder peso, pesa los alimentos ricos en calorías (por ejemplo, carne, pescado, queso, nueces, pasta, cereales) al menos inicialmente. 

Conoce cómo son visualmente 85 gramos de pollo cocido, una taza de arroz (107 gr) o espaguetis (124 gr, sin empaquetar) y un cuarto de taza de almendras enteras (35 gr).

plato de espaguetis
Tu vista se tiene que habituar al peso de cada ingrediente, como 124 gramos de espaguetis

Mantén la balanza en la encimera de la cocina para recordarte que debes pesar tus comidas.

Usa tazas y cucharas medidoras para líquidos como leche y zumo, aceites de cocina, aderezos para ensaladas y mantequilla.

Después de pesar y medir los alimentos durante algunas semanas, podrás conocer el tamaño de tus porciones con mayor precisión. 

Lo siguiente que sabrás es que ya no necesitarás la báscula, porque encontrarás ese punto óptimo (cuánto necesitas comer para una máxima satisfacción y salud).

Sin embargo, utiliza la balanza de alimentos de vez en cuando, para asegurarte de que el tamaño de las porciones no ha aumentado, lo que podría suceder con al pasar el tiempo.

¿Cómo elijo la mejor báscula de alimentos para bajar de peso?

Hay varios tipos de básculas para alimentos y esto es lo que debe tener en cuenta al elegir la mejor báscula para ti:

  • ¿Está dentro de tu presupuesto?
  • ¿Puedes leer fácilmente los números?
  • ¿Es lo suficientemente grande para contener la comida que piensas pesar?
  • ¿Es fácil de limpiar y almacenar?
  • ¿Es resistente al agua?

Estas son las básculas que te recomiendo, pero aquí puedes encontrar muchas más…

No te recomiendo que gastes de más en una balanza de cocina, especialmente cuando estás comenzando. Compra una que se adapte a tus necesidades actuales (para que realmente la uses en lugar de guardarla en el armario).

Incluso si dejas de usarla para tu dieta de pérdida de peso, comprar una báscula para alimentos es una buena inversión, porque también puedes usarla para cocinar.

¿Es mejor pesar los alimentos cocidos o crudos?

La mejor manera de obtener datos más precisos es pesar y registrar los alimentos antes de cocinarlos. Cuando pesas la comida después de haberla cocinado, puedes alterar mucho los datos.

El estado de los ingredientes crudos generalmente cambia cuando se cocinan y también cambia su peso. Por ejemplo, una patata hervida pesa más que una cruda, porque ha absorbido líquido. 

En cambio, si usas una freidora de aire para cocinarlas, pesarán menos que crudas.

patata cocida
Una patata hervida pesará más que cruda

Consejos para el control de las raciones

  • No todo el mundo quiere o necesita pesar los alimentos que consume. Y seamos realistas, pasarte en 50 gramos de pollo o 2 cucharadas de arroz no evitará que logres buenos resultados.
  • Sirve las comidas en platos más pequeños del tamaño normal (de 20 centímetros de diámetro). El plato estará lleno y terminarás comiendo menos.
  • Divide tu plato en cuartos. Llena una cuarta parte con proteínas, una cuarta parte con cereales integrales o patatas y la mitad restante con verduras cocidas y ensalada.
  • En algunos casos, no se recomienda pesar los alimentos. Pesar y medir los alimentos puede convertirse en una obsesión poco saludable para las personas con trastornos alimentarios.
  • Tampoco te recomiendo que los padres pesen y midan los alimentos delante de sus hijos. Hacerlo puede influir en las percepciones que puede tener un niño sobre la comida y la alimentación saludable.
pesar alimentos
No te obsesiones con medir todo lo que comes

En resumen

Al final, es tu elección si quieres pesar tu comida o simplemente vas a intentar observar las raciones que comes. Recuerda que lo que funciona para otros puede no funcionar para ti.

Pero si planeas unirte al carro de las básculas de cocina, recuerda que pesar puede aumentar la precisión, pero no existe la medida perfecta.

Espero que algunos de estos consejos de cómo usar una balanza de cocina te sirvan a ti como lo hicieron en mi caso. La báscula de cocina es tu aliada!!.

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos se actualizan cada 24h, y están sujetos a cambios. Si decides comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra. Datos actualizados el 2021-12-06

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *